Pinturas Rupestres: El secreto mejor guardado del desierto de Baja California

Autor:
Mireille Pasos

Los Cabos

Baja California Sur, fascinante región compuesta de incontables y majestuosos paisajes, entre los cuales encontramos espectaculares desiertos de profundos cañones y extensas mesetas que conservan intactas, valiosas evidencias de una larga historia de colonización y supervivencia.

Aridoamérica, celosa protectora que aún resguarda entre sus cuevas, monumentales y coloridas pinturas rupestres, hermosos vestigios arqueológicos que relatan historias sobre antiguas sociedades compuestas por valientes guerreros, cazadores, pescadores y recolectores seminómadas; poblaciones abundantes que dominaban el arco, la flecha y los bumeranes.
 
Pinturas RupestresA todo lo largo de la Península Californiana, se han encontrado más de 200 sitios en donde yacen invaluables pinturas rupestres que representan en su gran mayoría figuras humanas (antropomorfas), pero también se pueden observar animales marinos como mantarayas, peces, lobos marinos y ballenas. A su vez, encontramos entre ellas, animales terrestres como venados, borregos cimarrones, serpientes, liebres y leones de montaña. Generalmente estas figuras son de trazo simple, matizadas con colores rojo, negro y amarillo principalmente.

Sierra de San FranciscoObservando cuidadosamente estas impresionantes obras de arte de miles de años de antigüedad, resulta obvio descubrir que sus creadores plasmaron su entorno en ellas, reconociendo la importancia de la naturaleza para su subsistencia y bienestar como pueblo, un concepto que, desafortunadamente, la sociedad actual olvida con bastante frecuencia.

Hoy día, apartados territorios localizados a las afueras de poblaciones como Mulegé, Santa Rosalía, Loreto, La Paz y Todos Santos, son testigos silenciosos de una historia que empezó a escribirse hace más de 8,000 años, lo cual nos habla de que probablemente éste, es uno de los pueblos más antiguos del continente, origen de tribus posteriores como: los Pericues, Cochimíes y Guaycuras. Es por eso que estas hermosas pinturas rupestres constituyen una herencia cultural de suma importancia ya que dan muestras de presencia humana en Baja California mucho antes de lo que se pensaba.

AridoaméricaDesgraciadamente aún se sabe muy poco sobre estas fascinantes obras, ya que hace apenas 20 años comenzaron a ser estudiadas de forma sistemática. Sin embargo, sabemos que se encuentran distribuidas a lo largo de 12 mil kilómetros cuadrados en la región central de la Península Californiana, y su epicentro se encuentra en la Sierra de San Francisco, mismo que cuenta con cañones que albergan el complejo de pinturas rupestres considerado como uno de los más grandes y enigmáticos del mundo, por lo cual ha sido declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Cabe señalar que únicamente en Australia se han encontrado pinturas rupestres con características similares a las de Baja California Sur.

Por recomendación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los sitios arqueológicos abiertos al público deben ser visitados únicamente con la compañía de un guía autorizado. Uno de los lugares más recomendables para conocer es definitivamente la Sierra de San Francisco, en donde se puede realizar un recorrido a tres impresionantes cavernas que son: La Cueva del Ratón, La Cueva Pintada y La Cueva de las Flechas.

Baja California SurVisitar estas enigmáticas cuevas, es ponerse en contacto con un mundo y un pueblo que nunca morirán, ya que nos han dejado inscrito en piedra un legado indestructible  de historia y cultura. Cuando visite Los Cabos, no deje pasar la oportunidad de venir a descubrir el secreto mejor guardado de la Península Californiana.