Oasis en Los Cabos: El Estuario de San José

Autor:
Luis Ernesto de la Garza Carballo

Conociendo Espíritu Santo en kayak

Paraíso biológico en Los CabosHemos visto los oasis en las caricaturas y películas como pequeños, casi ilusorios espacios en medio del desierto con algunas palmeras rodeadas de rocas, arbustos y plantas selváticas, así como un pequeño lago, o incluso una cascada, pero en el Estuario de San José del Cabo, en Baja California Sur, el concepto de oasis adquiere otras dimensiones y se convierte en todo un extenso paraíso biológico, que da hogar a cientos de especies animales y vegetales en una bella y fascinante burbuja de vida que vale la pena conocer y conservar.

A lo largo del Corredor Turístico en Los Cabos no sólo se observa un místico desierto con un majestuoso borde de playa, sino que también podemos Estuario de San José del Caboencontrar uno de los oasis naturales más representativos del país: el Estuario (o estero) de San José del Cabo. Poco se ha dicho de este fantástico atractivo y muy probablemente debido a que ha sido parte tan cercana al desarrollo de la ciudad que se su existencia parece a veces disuelta entre las maravillas escénicas naturales y artificiales que toda la región ofrece tanto en tierra Biodiversidad en San José del Cabocomo en mar. Sin embargo, la historia nos dice que es debido a la existencia de este oasis que se comenzó a poblar hace más de trescientos años esta zona geográfica, siendo el hombre una más de las especies que este mágico lugar ha anidado.

¿Por qué se llama así este oasis? Porque un estuario o estero es la desembocadura de un río, y en este caso, el río es el de San José, que hace un recorrido de casi 48 kilómetros desde las montañas del sur de Baja California hasta el borde del Mar de Cortés, en donde forma una laguna en la que se mezclan las aguas dulces y saladas, generando un ambiente San José del Cabo y el Estuariopropicio para el desarrollo de un ecosistema especial, al cual se puede llegar inmediatamente desde la ciudad de San José del Cabo. El estuario abarca 1.4 kilómetros cuadrados (140 ha) de territorio protegido, siendo el mayor en extensión de toda esa zona del Continente Americano.

Los primeros humanos que fueron abrigados por este protector lugar fueron los indios Pericúes, quienes se asentaron ahí y sobrevivieron principalmente de la recolección y la cacería, con los bienes que el estuario les brindaba a manos llenas. Este grupo étnico se considera extinto culturalmente desde el siglo XVIII, pues sus integrantes se adaptaron prácticamente por completo a la cultura que introdujeron los españoles en la conquista. En 1730 los misioneros Flora del Estuario de San José del Cabojesuitas fundaron en este lugar la Misión de San José del Cabo Añuití (vocablo pericú que alude a este lugar), lo que en la actualidad es la ciudad de San José del Cabo.

Esta ciudad creció y se convirtió en toda una pintoresca comunidad, cuya civilización ha respetado el cauce del río y toda su desembocadura, permitiendo que este bello lugar siga desarrollándose como un fastuoso ecosistema, del cual el hombre ya forma parte. Aunque de aquí se obtienen Especies en Estuario de Los Cabosaguas para uso doméstico, lamentablemente el lugar también ha sido castigado con la contaminación, sin embargo se realizan varios esfuerzos para mantener y propiciar el alma maternal que el estuario tiene con todas las especies que ahí viven.

Es importante darse cuenta de que a pesar de la diversidad biológica del estero, éste es verdaderamente un oasis en el desierto, puesto que la frecuencia de lluvias es de tan solo cuatro o cinco días al año, generalmente en Fauna del Estuario de San José del Caboseptiembre; lo cual hace que la selección de especies sea bastante apreciada por biólogos e investigadores de la naturaleza. Hay especies vegetales tanto de agua dulce como de agua salada y algunas otras que sólo se encuentran en lugares donde se mantiene el agua salobre (medio salada) como en este caso.

Se han encontrado cientos de especies animales entre aves, peces, reptiles, anfibios e insectos, además de incontables especies vegetales Así encontramos que este estuario es una escala de vuelo importante para muchas aves Zona protegida en San José del Cabomigratorias que aquí encuentran semillas y pequeñas frutas suficientes para ayudarles a continuar su viaje hacia zonas más cálidas. También es cunero de diversas especies marinas que llegan a desovar para permitir que las larvas tengan alimento suficiente durante su crecimiento, antes de regresar al mar.

Esta zona está declarada como protegida, por lo que la presencia humana se restringe a la realización de actividades de tipo contemplativo, para así asegurar el desarrollo natural de las especies tanto de fauna como de flora. Oasis en Los CabosEstán prohibidos los vehículos motorizados o mecánicos, al grado de que ni siquiera en caballo se puede entrar; sin embargo, sí es posible visitar este paradisiaco oasis a través de tours especiales, con los que es posible practicar el excursionismo y el kayak, preferentemente guiados por personal especializado.

Cuando viaje a Los Cabos no olvide darse la oportunidad de conocer en carne propia lo que este oasis natural contiene, pues por las interesantes opciones de entretenimiento y recreación que tiene este destino, podemos dedicar un tiempo a la fabulosa naturaleza que nos ofrece con este estuario, un extraordinario espectáculo de vida, lleno de belleza y color, a tan sólo unos pasos de San José del Cabo.



Escrito por Luis Ernesto de la Garza