Un Recorrido por las Misiones Jesuitas de Baja California Sur

Autor:
Tere Leetch

Un Recorrido por las Misiones Jesuitas de Baja California Sur

Baja California Sur es un estado que tiene mucho que ofrecer al visitante, ya que además de las bellezas naturales con las que cuenta, posee un rico pasado histórico, convirtiéndolo en una magnífica alternativa para disfrutar unas vacaciones en el Pacífico Mexicano.

Sin duda, algo que debes incluir en tu agenda de viaje es un recorrido por las Misiones Jesuitas de Baja California Sur, que permanecen como testigos fieles del paso de los siglos y de las múltiples transformaciones de este importante polo turístico.

Fue a finales del siglo XVII cuando inició en esta tierra el período de evangelización de la Compañía de Jesús, luego de que los conquistadores españoles cesaran en su búsqueda de  tesoros y se enfrentaran a la resistencia de los nativos. Este movimientoencabezado por el padre Juan María Salvatierra, tuvo como resultado la construcción de 18 sitios misionales. A continuación los más relevantes:

Misión de San Francisco Javier Viggé Biaundó

Misión de Nuestra Señora de Loreto Conchó

Fundada en 1697 por el padre Juan María Salvatierra y ubicada en el Pueblo Mágico de Loreto, destaca por su antiguo retablo barroco y por las piezas auténticas utilizadas en la iglesia, así como por los óleos y la imagen original de Nuestra Señora de Loreto. Este fue el punto de partida para la evangelización de la zona.

Misión de San Francisco Javier Viggé Biaundó

Fue en el año de 1699, cuando el padre Francisco María Piccolo fincara la que es considerada la Joya de las Misiones de Baja California. Aquí se pueden apreciar diversas esculturas, óleos, retablos estilo churrigueresco, el cementerio, sus arcos interiores y la Cruz del Calvario en el exterior. Está situada a 35 km de Loreto y es popular por los festejos patronales del mes de diciembre, conocidos como las Fiestas de San Javier, con la participación de cientos de peregrinos y fieles.

Misión de Santa Rosalía de Mulegé

Misión de Santa Rosalía de Mulegé

Con su construcción en piedra y con forma de “L”, esta misión fue edificada en 1705 por Juan María Basaldúa. Cuenta con piezas que datan siglo XVIII, como la escultura de Santa Rosalía y una campana. Aún se puede escuchar misa los domingos y días festivos.

 Misión de San José de Comondú.

Erigida en 1708 por los padres Julián Mayorga, Juan María de Salvatierra y Juan de Ugarte, esta misión ha sufrido el deterioro del tiempo y los embates de cambios políticos y religiosos a través de los siglos. Fue demolida y actualmente se conserva lo que era la sacristía, donde se guardan antiguos óleos, campanas y figuras de piedra.

 

Misión de San José de Comondú 

Misión de San Ignacio Kadakaamán

Este sitio es uno de los que mejor se conservan, su construcción la inició el jesuita Juan Francisco Luyando en 1728 y la concluyó el franciscano Juan Crisóstomo Gómez. Se ubica a 73 km de Santa Rosalía y fue hecha con grandes bloques de piedra volcánica. Tiene una imagen de San Ignacio de Loyola, varios óleos y un retablo de madera labrada con chapa de oro.

Aprovecha tus vacaciones en Loreto y sus alrededores y admira sus contrastantes paisajes con los colores del mar y del desierto, saborea su rica cocina y enamórate de este bello rincón custodiado por el Mar de Cortés. 

Museo de las Misiones de Baja Califronia Sur en Loreto

Escrito por Tere Leetch